Participa - Corredores Verdes

Vaya al Contenido

Participa

Corredores Verdes
¿Qué es agricultura ECOsocial?
Diferentes modelos agrícolas:
Denominamos agricultura ECOsocial a aquella actividad agrícola integrada (agricultura y ganadería) que cumple, como mínimo, 4 condiciones:

1. Que en la producción no se utilice ninguna sustancia de síntesis.
2. Que la producción y venta sea local, de proximidad.
3. Que el agricultor/agricultora viva dignamente de su trabajo.
4. Que sólo se utilicen semillas tradicionales.

Analicemos estos cuatro requerimientos:

1- Las sustancias de síntesis tienen graves consecuenciase para el Medio Ambiente y la salud de las personas, destruyendo además la Biodiversidad. La "revolución verde" fue un engaño que, bajo la promesa de producir más alimentos, introdujo la separación e industrialización de la agricultura y la ganadería y abrió la veda para los monocultivos y la generalización de los agrotóxicos. El uso masivo de sustancias de síntesis, muy solubles, destruye la Biodiversidad y degrada el suelo, y lo destruye originando pérdidas importantes de materia orgánica y abriendo el camino hacia la desertización.

2- La producción y la venta locales deben realizarse en un radio lo más reducido posible. Las ventajas serían enormes con una reducción drástica de transporte contaminante y de envases, así como la eliminación de las cadenas de frío. Los productos de proximidad llegarán al consumidor/consumidora el mismo día de la recolección, sin necesidad de ningún tipo de conservante al tiempo que estas personas se beneficiarán y disfrutarán de un menor precio y de las ventajas de un producto recién cosechado, con todas sus propiedades organolépticas y su contribución a una nutrición más sana. Además sería una gran solución contra el desabastecimiento

3- La agroquímica destruye el paisaje y desertiza la tierra, eliminando al pequeño agricultor. Su razón de ser es la "rentabilidad", pero conlleva unos elevados costes medioambientales que pagamos entre tod@s. Las grandes explotaciones, auténticas industrias de alimentos, producen sustancias comestibles, pero con un valor nutritivo muy  reducido. Por eso estamos en la época de los complementos (vitaminas, hormonas, minerales, etc.), que se han hecho necesarios para compensar las deficiencias de los alimentos que ingerimos. Si las personas que producen están bien pagadas y viven dignamente de su trabajo, contribuirán a paliar el abandono rural y colaborarán en la prevención de los incendios forestales, y serán partícipes de una mejor distribución de la riqueza y mejora social, abriendo un mundo de trabajo para la juventud.

4- Las semillas nativas, de código abierto, son un Patrimonio de los Pueblos para la Humanidad, y ofrecen una nutrición óptima, mientras que las semillas genéticamente manipuladas y las transgénicas generan productos comestibles pero que en algunos casos carecen de hasta el 80 % de los nutrientes que deberían tener. Las semillas nativas sí que poseen esos nutrientes, tras casi 20.000 años de selección por parte de nuestros antepasados, de quien las hemos heredado.
En el mundo se practican diversos tipos de agriculturas: natural, ecológica, integrada, agroindustrial, hidropónica, etc.

Algunas de ellas, si las contemplamos desde una perspectiva aislada y local, son, en principio, respetuosas con el Medio Ambiente. Pero, para juzgar el impacto de un proceso hay que valorarlo desde que nace hasta que muere y no "olvidar" su impacto medioambiental y social. En el caso de la agricultura, hay que analizar el proceso desde que preparamos el terreno hasta que el producto llega a nuestra mesas; en la mayoría de los casos este proceso conlleva deforestación, contaminación por químicos, explotación de trabajadores, cadenas de frío, exceso de envases, transporte, y un largo etc., aunque el producto final venga avalado con un sello ecológico.

Desde la Fundación Galicia Verde se propone un nuevo modelo: la agricultura ECOsocial, como alternativa necesaria para preservar la salud de las personas, tanto si son consumidoras como productoras, mediante prácticas sostenibles que reduzcan el impacto medioambiental contemplando el proceso en su globalidad, desde que el producto nace hasta que se consume, minimizando los costes energéticos o el desperdicios de alimentos y respetando al máximo a las personas que los producen.
"Corredores Verdes"
Los "Corredores Verdes" son la aplicación práctica de la agricultura ECOsocial, para corregir los errores que se están cometiendo con la agricultura y la ganadería industrializadas.

Si no utilizamos ninguna sustancia de síntesis, no envenenamos el suelo, no contaminamos los acuíferos ni el aire, preservamos la biodiversidad y prevenimos numerosas enfermedades que estos agentes originan tanto a las personas que producen como a las que consumen. Además, la mayoría de esos agentes químicos utilizados como abonos, insecticidas, plaguicidas, etc., son derivados de petróleo. La alternativa para luchar contra estos desequilibrios es muy económica y beneficiosa para tod@s: Biodiversidad, rotaciones y asociaciones de cultivos y agrohomeopatía (accesible a todos, muy barata y con nula toxicidad).

La venta de productos en proximidad aporta numerosas ventajas para la preservación del medio natural, reduciendo la contaminación debida al transporte, al exceso de embalajes o a las inevitables cadenas de frío, reduciendo el innecesario y excesivo gasto enegético, Además aporta algo de lo que no suele hablarse: la trazabilidad. Aquí no hay grandes contenedores, ni manipulaciones en las fronteras, ni explotación en países en vías de desarrollo, utilización de mano de obra infantil, etc. todo se visibiliza dentro de cada corredor.

Por otro lado, podemos asegurar que el producto, madurado en la planta y con todas sus cualidades organolépticas, llegará fresco al punto de consumo, lo que equivale a una mejor calidad y cantidad de nutrientes y a un menor desperdicio de alimentos.

La producción en proximidad, sin intermediarios, posibilita una agricultura más rentable para las personas que la producen. Si creamos esa rentabilidad real, las posibilidades de que personas jóvenes se incorporen a las prácticas agrícolas se incrementan notablemente y, con ello, la fijación de la población en el rural. Estas personas, justamente remuneradas, dejarán de ser ciudadanas de segunda al ver su labor valorada a nivel social. Además, al no tener que competir con las grandes cadenas, podrán vender a precios más ventajosos.

Las semillas nativas se caracterizan por aportan muchos más nutrientes que las manipuladas genéticamente. Es decir, que los alimentos producidos con agricultura ECOsocial son más nutritivos y beneficiosos para nuestra salud. Bien lo saben las tres grandes empresas que intentan apoderarse de todas las semillas del mundo y que, gracias a la "ingenuidad" política, nos han colado la UPOV, organismo ligado a los convenios de libre comercio, que posibilita que las semillas nativas (de código abierto) que durante más de 20.000 años fueron cultivadas y seleccionadas por los Pueblos del Planeta, puedan ser registradas. Un auténtico robo que pretende obligarnos a comprarles, sólo a esas tres empresas, las semillas que quieran comercializar, y al precio que nos impongan.
¿Por qué debo participar?
Esta propuesta es abierta para el conjunto de la sociedad, tanto a título individual como colectivo porque, como sociedad, tenemos que trabajar unidos por el bien común.

Todas las personas tenemos la necesidad de comer diariamente, y ¡que mejor manera de hacerlo que con productos locales, ecológicos, sanos, de calidad!, sabiendo que además creo puestos de trabajo en mi entorno y colaboro en el mantenimiento de un rural vivo. ¡Y con mejor precio!.

¿Interesa a los Ayuntamientos?
Pues así debe ser si les preocupa la salud de sus administrados, y la lucha contra el abandono rural. Si creamos riqueza local abrimos nuevas posibilidades para la juventud y ello redunda en un mejor nivel de vida para los ciudadanos. Un rural vivo precisa de políticas concretas que dependen en gran parte de ellos. Estoy plenamente convencido de que no hay ni un ciudadano que no apueste por una alimentación sana y de calidad. Otra importante labor que pueden realizar los Ayuntamientos es una base de datos de tierras y viviendas que puedan ser alquiladas por personas que desean trasladarse a a vivir al campo.

¿Interesa  las Comunidades de Montes?
Los montes, ese gran pulmón que nos rodea, y que tanto nos puede beneficiar o perjudicar, hay que mantenerlo cuidado, libre de incendios. Esa responsabilidad la asumen en gran parte las Comunidades de Montes que se enfrentan a la necesidad de hacerlos rentables para poder invertir en su conservación. Lamentablemente en los últimos años las políticas forestales han ido encaminadas al beneficio de contadas empresas, en detrimento del conjunto de la sociedad, al atacar la Biodiversidad y abrir las puertas a los incendios forestales, precursores de la desertización. Con la política de Corredores Verdes las Comunidades de Montes verán abrirse nuevas espectativas de trabajo, más rentables que las actuales y mejor valoradas por el conjunto de los ciudadanos.

¿Interesa a todas y todos las/los productoras/es?
A buen seguro que si. Ellas y ellos son las/los que saben del campo, de las penurias, del esfuerzo poco valorado, de los precios injustos, etc. Con este nuevo sistema verán su trabajo reconocido y sentirán el agradecimiento de la sociedad. La idea es que ganen más aunque vendan más barato y, con una buena planificación, reducirán al mínimo los sobrantes. Las y los productores dispondrán gratuitamente de formación contínua y asesoramiento técnico gratuitos.

¿Interesa a los ciudadanos?
La actual situación mundial nos obliga a una planificación que asegure un buen abastecimiento, lejos de las fluctuaciones del dólar o del petróleo. La Soberanía Alimentaria es una necesidad urgente para segurar alimentos al conjunto de la población.
¿Cómo lo haremos?
Tenemos que actuar en varios frentes, especialmente en el de la producción y en el del consumo.

En el aspecto del consumo debemos analizar, por un lado, las preferencias y las costumbres; y, por otro, atender a la formación de las y los consumidores, para que conozcan las ventajas de la agricultura ECOsocial en lo que respecta a su mayor capacidad nutritiva, respeto al Medio Ambiente, posibilidad de mejores precios, ventajas del producto de temporada, creación de riqueza local, etc., etc.

Casi simultáneamente iremos contactando con las productoras y productores locales, de proximidad, con dos objetivos: para que se involucren en el nuevo sistema, y para recuperar las semillas nativas (que serán la base de las futuras producciones).
Es un papel clave, y no porque sea la autora del proyecto, sino porque es necesario centralizar determinadas actividades a fin de hacerlas más eficientes, prácticas y económicas. Por ejemplo, es más eficiente y económico tener un único centro de investigación y formación, en lugar de varios repartidos por los diferentes "Corredores Verdes". Con el tiempo nos iremos adaptando a las necesidades de cada corredor.

Una vez que se tome la decisión de crear un "Corredor Verde", la Fundación se encargará, siempre de acuerdo con los integrantes de la misma, de:
Papel de la Fundación Galicia Verde
La formación de las personas que se vayan a encargar de los cultivos, para que adquieran un profundo conocimiento de las prácticas agrícolas ECOsociales y de sus grandes ventajas tanto para ellas como para la parte del consumo, así como para el Medio Ambiente. Se les transmitirán conceptos de permacultura y de economía circular.

Será una formación permanente por lo que, cuando surjan novedades, se organizarán reuniones para informar de las mismas (resultados de investigaciones, nuevas legislaciones, etc.).

La Fundación dispondrá, como mínimo, de tres laboratorios de investigación, desde los que prestará servicio en los procesos de producción y elaboración, realizando informes de interés para el consumo.

Estos centros de investigación serán:

Análisis de tierras, para inducir su saneamiento y mejora a fin de obtener una producción más sana, sostenible y respetuosa con el medio.

Análisis cualitivo tanto de la producción (a fin de garantizar a las consumidoras y consumidores la máxima calidad posible, con alimentos de la más alta capacidad nutricional) como de la evolución del suelo.

Análisis alimentario para informar a la sociedad de las aportaciones nutricionales de los productos de la agricultura ECOsocial y su comparativa con los procedentes de la agroindustria, Este laboratorio es fundamental para que el proceso redunde en una mejora sustancial de la salud tanto de las personas como del Medio Ambiente.

La Fundación dispondrá de una página web para informar, con total transparencia, de todas las actuaciones derivadas del proceso, así como de novedades de interés. Simultáneamente organizará las campañas de marketing y publicidad encaminadas a la consolidación del proyecto.

La Fundación seleccionará el sistema de reparto y venta más adecuado para cada circunstancia, en función de su eficacia: ventas a domicilio, puntos de distribución, mercados, etc.

En todo el proceso prestaremos especial atención a las personas encargadas de producir, pues es fundamental que se sientan cómodas y participativas. La relación que se cree entre estas personas dentro de cada Corredor es parte fundamental de la organización ya que, en base al concepto de economía circular, propiciaremos actividades tan interesantes como el uso común de maquinaria, el intercambio de información o el apoyo mutuo.

Tenemos que tener una idea clara de que no sólo es importante contar con los mejores productos obtenidos a partir de semillas nativas, sino que nuestra aportación también irá encaminada a la concienciación ciudadana sobre otras ventajas del proceso, entre las que destacamos los beneficios del consumo local y estacional a la hora de enfrentar la lucha contra el Cambio Climático; o una mejor distribución de la riqueza, entre otras. Para ello recurriremos al contacto con la población a través de campañas publicitarias, publicidad en Internet, WhatsApp y otras redes, así como conferencias con personas de reconocido prestigio.

Como parte de las actividades promoveremos entre la población visitas a las granjas agrícolas para que puedan conocer de primera mano cómo se producen los alimentos que posteriormente serán puestos en el mercado. Queremos que todo el proceso tenga lugar con total garantía de funcionamiento y transparencia.



La página web
Incluirá toda la información que se vaya elaborando progresivamente en nuestros laboratorios, así como datos sobre cultivos en los diferentes "Corredores Verdes" que sirvan tanto para las personas integrantes del grupo como para la población en general.

Incluirá una tienda on line que, entre otras, debe reunir las siguientes características:

Que las agricultoras y agricultores puedan entrar directamente en la página web para registrar los productos (y las cantidades) que tengan disponibles para su venta.

Que el público pueda conocer precios y características de dichos productos, así como una serie de recetas de cocina para consumo de temporada, con su valoración nutricional.

La web será el escaparate perfecto para la organización de talleres de cocina para aquellas personas que lo deseen.
A las personas dedicadas a la producción se les facilitará formación complementaria para optimizar sus recursos. Se les dará entrenamiento tanto en apicultura como en la elaboración de preparados. En estas y otras actividades intentaremos implicar siempre a la mayoría del grupo, por razones de operatividad y eficacia. Los excedentes de la producción son una excelente materia prima para la elaboración de preparados, y comparirlos simplifica y abarata el proceso: compartir es la clave.
Otras actividades
La Agrohomeopatía es una herramienta de la agricultura ECOsocial para tratar, entre otras cosas, las plagas y enfermedades. Además, puede mejorar la absorción de nutrientes por las plantas y restablecer las condiciones óptimas de los suelos para que las plantas desarrollen todo su potencial.

La Agrohomeopatía actúa aumentando y normalizando el sistema inmune de las plantas evitando el uso de tratamientos agroquímicos. La investigación sobre agrohomeopatía ha descubierto que sus tratamientos son naturales, muy útiles y rápidos en el control de las enfermedades causadas por diferentes patógenos, en los procesos de asimilación de nutrientes, en la germinación de semillas, así como en el tratamiento de las mismas, entre otros.

Las plantas, como todos los organismos vivos reaccionan a los estímulos externos, con cambios que hacen frente a la nueva situación. Cuando las plantas reciben estímulos externos crea diferentes respuestas, como generando sustancias químicas (glucosidos, saponinas, alcaloides, toxinas, proteínas antifúngicas, enzimas que ayudan a proteger a las otras plantas), o provocando un movimiento. Este movimiento se conoce como tropismo y puede ser positivo cuando se mueve hacia el estímulo, o negativo cuando es en dirección opuesta. Estos movimientos son posibles gracias a la corriente diferencial de la parte de órgano de la planta que lo recibe.

Además de los estímulos por acción de la luz, la fuerza de la gravedad, el tacto, la química, las plantas también se ven sometidas al ataque de plagas y enfermedades, causadas por diferentes patógenos, así como a la acción de los productos químicos empleados en la agricultura, tales como los pesticidas.

Las plantas tienen la capacidad de reconocer y reaccionar rápidamente ante sus invasores, a través de una respuesta que consiste en la producción de hormonas, tales como ácido salicílico (SA), ácido jasmónico (JA) etileno (TE). También produce metabolitos, proteínas, calosa y lignina.

Las plantas están constantemente en contacto con un gran número de organismos beneficiosos y patógenos por lo que necesita un sistema de signos que permita su reconocimiento, lo que garantiza la programación de una estrategia de interacción, que puede ser tanto de defensa, en él caso de patógenos, como la aceptación en el caso de organismos beneficiosos.

Los agroquímicos empleados en la agricultura, tanto con el objetivo de controlar las plagas o enfermedades, así como aumentar la fertilidad de su superficie, producen reacciones en la planta. La planta cuando entra en contacto con los pesticidas, reduce la superficie de la hoja y cambia su orientación, reduce la fotosíntesis, etc. Los venenos absorbidos por la planta contaminan el polen y el néctar de las flores, pudiendo eliminar a importantes polinizadores, como las mariposas y las abejas.

Pero los agroquímicos no son sólo dañinos para las plantas e insectos, si no también para animales y seres humanos, originando numerosas enfermedades, así como la contaminación de los acuíferos, resultando tóxicos para todo el ecosistema.

Haciendo una correcta divulgación de la agrohomeopatía, ponemos en manos de las agricultoras y los agricultores una nueva herramienta para que produzcan cultivos saludables. Está demostrado que la aplicación de productos homeopáticos en las plantas produce cero contaminantes y contribuye a mantener el equilibrio ecológico de los diferentes ecosistemas existentes en la naturaleza.
.

La agrohomeopatía
Corredores Verdes
Una idea de Enrique Banet
Registrada 10/08/2021  PO.093-21
+34 681333962
ebanet@fundaciongaliciaverde.org
Regreso al contenido