Ventajas productores - Corredores Verdes

Vaya al Contenido
LAS AGRICULTORAS Y AGRICULTORES

Su función es la de producir alimentos con criterios de ecoagricultura, es decir: usando semillas tradicionales (por su mayor valor nutritivo), cultivándolas sin utilizar ningún tipo de veneno (para proteger el medio ambiente y la salud de las personas), vendiendo sus productos en proximidad (para reducir la máximo la contaminación, envases, desperdicios,... y crear riqueza local) y cobrando por los mismos un precio justo (para vivir dignamente, como persona que presta un servicio de primera necesidad a la Sociedad).

Una persona que actúe con estos dos criterios merece todo el respeto y reconocimiento de la sociedad.

En los Corredores Verdes les prestaremos una atención muy especial y que incluye las siguientes acciones:

Formación permanente

La formación profesional permanente es fundamental en cualquier profesión ya que el conocimiento evoluciona en base a la investigación y es necesario adaptarse a los nuevos descubrimientos. En general el nivel de preparación de nuestros profesionales es elevado, pero se hace necesaria una adaptación al concepto de agricultura ecosocial. El productor tiene que ser consciente de que en sus manos está el producir un alimento de altísima calidad, que marcará la diferencia con otros sistemas productivos, y será su más importante baza ante el consumidor.

Desde la Fundación se prestará especial atención al aspecto formativo que, para el profesional de los Corredores Verdes, será permanente y gratuito.
Economía circular

Con este planteamiento de economía circular se obtendrá un enorme beneficio puesto que el agricultor optimizará al máximo su trabajo, que resultará más rentable y, en consecuencia, podrá ofrecer sus productos a los consumidores a un precio más favorable. El contacto directo productor-consumidor es decisivo, pues estamos hartos de escuchar como el intemediario abusa de su posición pagando al productor precios, en numerosas ocasiones, por debajo de los costes de producción.

Se acabó eso de funcionar aisladamente. Cada Corredor Verde estará formado por un grupo de agricultores perfectamente coordinados, no para competir entre ellos, sino para abastecer a la población. Dado que la producción es muy diversa, la producción de cada agricultor deberá ser complementaria con la de sus vecinos, con quienes trabajará en perfecta coordinación, en pos del beneficio mútuo. La coordinación ahorrará costes, reducirá desperdicios, y beneficiará al medio natural.

En todo proceso productivo, y la agricultura ecosocial no es una excepción, se necesitan insumos y se generan resíduos. Si trabajamos coordinadamente podremos producir los insumos que necesitemos y minimizar los resíduos.

¿Como hacerlo?.

Vamos a ver un posible caso práctico que evidencia las ventajas del trabajo colaborativo, circular: un agricultor se va a dedicar a producir huevos. Lógicamente sus gallinas necesitan ser alimentadas, y será un compañero de Corredor quien produzca el grano que necesite. Por otro lado al tener muchas gallinas generará mucho estiercol, y este será aprovechado por otro agricultor que lo transformará en un magnífico compost para sus propios cultivos, o los de otro que, por ejemplo, se dedique a producir hortalizas. La recolección de las hortalizas genera nuevos resíduos que podrán formar parte de la alimentación de las gallinas, o ser incorporados al compost. Como vemos este proceso simplificado se cierra en si mismo y no necesita insumos ni genera resíduos.

Maquinaria compartida

Desde siempre la habilidad de los vendedores ha consistido en que cada agricultor disponga de su propio tractor, a ser posible más potente que el del vecino. Evidentemente esta política no es rentable, salvo para el vendedor.

Para nuestro trabajo en el campo necesitamos unas herramientas para el uso diario, y otras cuya utilización es esporádica. Las de uso ocasional no resultan rentables en propiedad, por lo que se buscará una fórmula que permita compartirlas entre todos, lo que evidentemente repercutirá en un abaratamiento de los costes de producción. Algunas, de utilización muy ocasional, incluso podrán ser compartidas entre varios Corredores Verdes; sería por ejemplo el caso de un dron que se pudiera utilizar para fumigar las agrohomeopatías.
Asistencia técnica contínua

En todo momento el agricultor dispondrá del asesoramiento técnico que necesite para solucionar sobre la marcha los problemas que puedan afectar a su producción

Este servicio será compartido entre varios Corredores Verdes y será de dos tipos:

  • Solicitado por el productor para resolver algún problema concreto.
  • Enviado esporádicamente desde el centro de coordinación. Este segundo tipo de servicio tendrá como objetivo observar la actividad que se esté realizando y analizar, junto con el productor, si puede ser mejorada u optimizada.
Asesoramiento jurídico

El productor, inmerso en su trabajo del día a día, puede verse afectado por decisiones que se toman a nivel nacional, o de la UE, sin que su opinión sea tenida en cuenta. Se trata de decisiones "políticas" que afectan a su trabajo futuro.

En la coordinadora de Corredores Verdes se dispondrá de un servicio jurídico para estar al tanto de las disposiciones que se preparen, a cualquier nivel, y que puedan afectar al trabajo del agricultor, o del consumidor. Cuando se estudien decisiones que vayan en contra de nuestros intereses como sociedad, se informará a los afectados y se tomaran las medidas que de común acuerdo se adopten.

Este servicio jurídico también estará a disposición de los integrantes de los Corredores Verdes para consultas relacionadas con el ejercicio de la profesión.
Organización horizontal

Todas la decisiones que se tomen en cada Corredor Verde  lo serán mediante consenso horizontal en el que todas y cada una de las partes afectadas puedan expresar su opinión y manifestarse con absoluta libertad. Queremos una organización dinámica, viva, dialogante, en la que todos opinemos antes de consensuar todas las decisiones importantes.

Cada Corredor, dentro de las directrices de agricultura ecosocial, tomará sus propias decisiones a la hora de organizarse, planificar sus trabajos, o seleccionar las variedades de cultivo.
Un coordinador por Corredor

Una vez que se constituyan los Corredores Verdes se celebrará, en cada uno de ellos, la elección de un representante. El conjunto de los representantes de todos los Corredores constituirán un comité que participará en las toma de decisiones de ámbito general.
Red de semillas

Con la totalidad de los agricultores, de todos los Corredores Verdes, se creará y mantendrá un banco de semillas vivo, sobre cuya base la Fundación trabajará para investigar la mejora de las distintas especies.

El objetivo de este banco de semillas  incluye la mejora, año tras año, de cada una de las variedades. Las semillas seleccionadas, de mayor calidad, serán utilizadas por el agricultor que las cultive para la producción del año siguiente. Otra pequeña parte podrá ser vendida al público en general y, si se acuerda por unanimidad, las semillas restantes serán cedidas gratuitamente a grupos indígenas de cualquier parte del mundo.

Corredores Verdes
Promovidos por la Fundación Galicia Verde
Rexistrada 10/08/2021  PO.093-21
secretaria@fundaciongaliciaverde.org
Regreso al contenido